¿Cuáles son los autos híbridos usados que deberías de evitar comprar?

En un mundo cada vez más consciente del medio ambiente, los vehículos híbridos se han convertido en una opción popular para aquellos que desean reducir su huella de carbono sin renunciar a la comodidad y la practicidad.

Sin embargo, no todos los modelos híbridos son iguales, y hay algunos que podrían no cumplir con las expectativas o necesidades de los consumidores en el año 2024. Es por eso que hoy, exploraremos cinco vehículos híbridos que podrías considerar evitar al tomar una decisión de compra en este año.

1. BMW X5 Híbrido del 2017

El BMW X5 híbrido del 2017 es un SUV de lujo con prestaciones potentes y una cabina lujosa. El vehículo ofrece una conducción cómoda y un manejo deportivo.

Sin embargo, los propietarios han reportado tener problemas con los frenos, como experimentar pulsaciones o vibraciones, y problemas con el sistema antibloqueo y las pinzas, chirridos y fallos en los frenos.

2. Chevrolet Malibu Híbrido del 2018

A los propietarios les encanta el Chevrolet Malibu del 2018 por su espacioso interior y su excelente economía de combustible. Pero algunos propietarios han reportado fallas en el motor y problemas con el sensor de combustible.

También ha habido informes de problemas con la potencia reducida, lo que potencialmente podría conducir a situaciones peligrosas en la carretera.

3. Chrysler Pacifica Híbrido del 2018

El Chrysler Pacifica Hybrid es el único monovolumen híbrido enchufable del mercado. A pesar de su practicidad y autonomía eléctrica por encima de la media, se ha informado que tiene múltiples retiros y problemas con su batería híbrida.

Otro problema comúnmente reportado por los propietarios es con el sistema eléctrico, lo que podría ser una preocupación importante teniendo en cuenta la naturaleza híbrida del vehículo.

4. Volkswagen Touareg Híbrido del 2011-2015

Este híbrido llamaba la atención por su velocidad, pero la gravedad de las llamadas a revisión no eran una buena compensación. El principal problema observado era la falta de drenaje bajo la batería, lo que provocaba cortocircuitos y, en algunos casos, incendios.

«VW determinó que podía entrar agua sin el portón trasero abierto porque los desagües del techo solar y las juntas de la tapa trasera no estaban montados correctamente», según VWProblems.

Además, hubo una llamada a revisión por la falta de un clip para el pasador de pivote del pedal de freno, que permitía que éste se saliera, y otra por una fuga en el sistema de inyección de combustible.

5. Nissan Pathfinder HEV del 2014 y 2015

Los modelos Pathfinder Hybrid de estos años experimentaron problemas con sus sistemas de frenado y problemas eléctricos. Algunos propietarios informaron de una menor respuesta de los frenos, lo que supone un importante problema de seguridad.

Además, los fallos eléctricos en los sistemas de infoentretenimiento y navegación eran comunes, lo que restaba fiabilidad general al vehículo.

Los propietarios han informado de otros problemas comunes con el modelo Nissan Pathfinder Hybrid, como temblores y vibraciones al cambiar de marcha. También ha habido informes de que el vehículo no acelera después de una parada de pánico.